Siete curiosidades de la ermita de San Blas, sede de DO Almansa, en el 314 aniversario de la Batalla de Almansa

Siete curiosidades de la ermita de San Blas, sede de DO Almansa, en el 314 aniversario de la Batalla de Almansa

Denominación de Origen Almansa está ligado, no solo por la calidad de sus vinos a Almansa, sino también por formar parte de la historia de la ciudad en uno de los eventos más importantes de la historia de España: la Batalla de Almansa.

La contienda, que celebra este 25 de abril su 314 aniversario, ya tenía a la ermita de San Blas, sede de nuestra DO Almansa, como uno de los elementos que ya suponían una de las referencias de la época. De hecho, aparece en el cuadro de la Batalla de Almansa, aunque en en cuadro se puede apreciar un cuerpo más, el cual precedía a la actual puerta de entrada.

  1. Es un edificio barroco, posiblemente de los siglos XVII y XVIII, de planta cuadrada de aproximadamente y 8 metros de lado, a la que se adosa por el este un camarín rectangular.
  2. Tras la batalla, sirvió como hospital para atender a los miles de heridos.
  3. ¡Ha tenido varios nombres diferentes! En el cuadro de la Batalla se le llama Ermita del Salvador. En 1756 pasó a llamarse Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados. Y actualmente, al encontrarse en el paraje conocido con el nombre de «San Blas», se le conoce como Ermita de San Blas.
  4. Durante la Guerra Civil fue parcialmente destruida y se desacralizó. Durante algún tiempo sirvió como almacén agrícola… e incluso llegó a albergar un transformador eléctrico.
  5. El interior de la ermita está decorada con yeserías y alto relieve barroco. Se pueden ver cuatro hornacinas, que podrían haber albergado a los cuatro evangelistas que se encuentran representados en la parte superior junto a unos ángeles.
  6. Se restauró en 1984 y actualmente su conservación es espectacular.
  7. Fue la sede de la oficina de turismo de Almansa hasta que en 2011 pasó a ser nuestra actual sede de Denominación de Origen Almansa.

Para Denominación de Origen Almansa es todo un orgullo llevar ya más de una década en este edificio tan emblemático que es historia viva de Almansa: ¡esperamos que nuestros vinos sigan haciendo historia de la mano de uno de los monumentos más simbólicos de Almansa!

No Comments

Post A Comment