CLIMATOLOGÍA
do almansa

El clima de Almansa es algo menos extremo que el de La Mancha, pero los veranos son también muy calurosos, con temperaturas que llegan fácilmente a los 40º C.

 

El clima es continental y los terrenos son de una fertilidad baja con unas precipitaciones medias por debajo de los 350mm anuales. La escasa precipitación, la permeabilidad de los suelos y la baja producción, permiten obtener unos vinos con un aroma e intensidad de color muy altos.

 

La tierra es muy rica en caliza y pobre en materia orgánica, alternando zonas de tierra con poco sustrato y pedregosas, con otras más arenosas y profundas.

 

La altitud de la zona oscila entre los 700 y 1.000 metros sobre el nivel del mar.

 

La mayoría de los viñedos se encuentran en terreno llano, aunque a veces se observan viñas en las laderas de los montes cercanos.

 

 

 

Climatología y la calidad del vino

 

El clima continental semiárido de la zona de producción de la D.O. Almansa, unido a un suelo poco fértil facilitan un autocontrol de la producción en las vides, aumenta la concentración de color, taninos y riqueza aromática de los vinos tintos. La altitud sobre el nivel del mar hace que, en la época de maduración, la inversión térmica nocturna sea muy acusada.

  En resumen tenemos una climatología ideal para la producción de uvas de alta calidad.