DO Almansa

Presentación y cata en Sevilla

La Denominación de Origen de Almansa presentó el pasado 4 de diciembre en Sevilla, las últimas novedades de sus vinos. En un acto público dirigido al sector profesional de hostelería y comercio de Sevilla, se mostró el exitoso recorrido de la D.O. Almansa en el sector del vino en los últimos años. Los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer su filosofía y las principales ventajas competitivas de sus bodegas.

La D.O. Almansa fue fundada en 1966 y se extiende al este de la provincia de Albacete, abarcando ocho términos municipales y 7.600 hectáreas de viñedo. Actualmente la componen 750 viticultores y doce bodegas que, durante el año 2015, alcanzaron una producción de 62.553 HL y en torno al 80% de la producción se comercializó en el mercado internacional. Bodegas de larga tradición familiar y cooperativas de más reciente creación conviven y colaboran en el desarrollo de sus vinos y la imagen de calidad de la zona vitivinícola D.O. Almansa. En Almansa se sitúan Bodegas Piqueras con las diferentes variedades de sus vinos Castillo de Almansa y Valcanto; Bodegas Virgen de Belén con los vinos Mirador y Señorío de Almansa y Cañada de Belén; Hacienda "El Espino” con las diferentes variedades del vino 1707; Bodegas Atalaya con sus vinos Laya, Alaya Tierra y La Atalaya del Camino; Bodegas Almanseñas con sus vinos Adaras Reserva, la línea joven de Calizo y la línea Crianza de La Huella y Parcela; y Bodegas Matamangos con sus vinos Matamangos Mod y Calx. En Higueruela se ubican Bodegas Cano con las diferentes variedades de sus vinos Cañada del Soto y 1860 y Cooperativa Santa Quiteria de Higueruela con sus vinos Altitud y Tintoralba. Bodegas El Tanino con sus vinos 1752, está instalada en Hoya-Gonzalo. En Alpera se sitúa la Cooperativa Santa Cruz con sus vinos Santa Cruz de Alpera, Albarroble y Rupestre Alpera. Por último en Bonete está localizada Bodega Dehesa El Carrascal con las diferentes variedades de sus vinos Tudon´s y Dulcemar. Caracterizadas por una gran unión, estas bodegas se apoyan entre si, y consiguen cada año nuevos reconocimientos nacionales e internacionales por sus excelentes vinos y la calidad de las uvas. En la actualidad se centran en el cultivo de tres variedades de uva: la Garnacha Tintorera, excelente para dar estructura, ocupa el 60% de los viñedos; la Monastrell, como variedad autóctona, ocupa el 13% de la producción; y la uva Syrah, muy bien aclimatada al terreno, es excelente para vinos especiados....

Es bien sabido por los amantes y entendidos en vino, que las tierras de Almansa se han convertido en una zona privilegiada para la elaboración de vinos de alta calidad. Durante el año 2015, DO Almansa alcanzó una producción media de 3 millones de botellas anuales. Y es que únicamente el 30% de la comercialización total se destina al territorio nacional. Con más de cuarenta años de experiencia en la exportación, se convirtió en la estrategia de DO Almansa en los años 60, siendo una de la primeras DO que saltaron al mercado internacional. El año pasado se exportaron 30.532 HL., más del 70% de la comercialización total, alcanzando un valor económico medio de 7.482.403 €. Alemania y Finlandia se sitúan a la cabeza en la venta europea. Fuera de la UE destacan Canadá, EEUU y el mercado asiático con un gran crecimiento en los últimos años. Estos vinos han conseguido conquistar el número uno entre los demás vinos españoles que se exportan en 40 países, siendo Canadá y Finlandia las regiones más importantes. En Finlandia han conseguido situarse entre los mejores, aún existiendo mucha competencia por el gran hábito de consumir vino. En Canadá, un mercado potente, moderno y experto en el sector vitícola, han conseguido gran reconocimiento y recorrido, conquistando a los paladares más exigentes. Desde la DO reconocen que cuentan con una materia prima inmejorable al cumplirse ciertas condiciones. La viticultura almanseña se diferencia por la antigüedad de sus cepas, por la alta concentración y calidad de sus uvas, por la altitud de sus tierras y por las condiciones climatológicas (llueve con poca frecuencia), lo que produce vinos con gran cuerpo, con buenos taninos y exquisitos aromas. Los caldos de la DO Almansa son únicos, de alta expresión y muy competitivos en el mundo, ya no solo por sus uvas autóctonas (Garnacha Tintorera y Monastrell), sino también por su imagen, calidad y precio....